¿Un género sin fin?

Aprovechando el estreno hace un par de días en Cuatro de Un mundo sin fin, la secuela de la seguidísima Los Pilares de la Tierra, y visto su buena acogida entre los espectadores (un 12,7% de media de share según FórmulaTV), me pregunto: ¿esta tendencia de adaptar grandes libros a la pequeña pantalla es una moda pasajera? O por el contrario, ¿esta tendencia al género épico-fantástico ha venido para quedarse?

Es evidente que ambas adaptaciones de las novelas de Ken Follet han supuesto un acierto para Cuatro. De hecho los estrenos de una y otra han obtenido las mayores audiencias para la cadena, aunque si que es cierto que la expectación de Los Pilares de la tierra superó en más del doble de audiencia en su estreno en 2010 con un share del 31,1%.
Reparto de Un mundo sin fin

A pesar de todo, Cuatro logró desbancar a Erase una vez (Antena 3), que hasta el momento estaba teniendo éxito, pero poco pudo hacer ante la losa del fútbol que ganó por goleada en cuanto audiencias se refiere. Y es que estrenar un día de Champions parece no ser muy buena idea.

Los seguidores del género (entre los cuales me incluyo) parecen multiplicarse por momentos. Cada vez es más común ver series del tipo Los Pilares de la tierra, como por ejemplo Camelot (Antena 3) o Juego de tronos (Canal + , Antena 3). Tienen mucho en común, ya que o están basadas en un libro o directamente es una adaptación de una novela de éxito.

Probablemente la base del éxito del género épico-fantástico se forjó allá por 2001, cuando un tal Peter Jackson decidió adaptar al cine El señor de los anillos de J.R. Tolkien; si hubiera decidido hacerlo a día de hoy probablemente estaríamos hablando no de una trilogía, si no de una serie de tres temporadas (o quien sabe si cuatro) y de diez capítulos cada una. Hubiera sido algo digno de ver.

En general las series épicas (históricas o fantásticas) han encontrado un filón en los últimos años. Series como Los Tudor (Canal +, La 1), Isabel (La 1), Los Borgia (Antena 3), o las mencionadas anteriormente son un ejemplo de ello. Ya es sabido que en  tiempos de crisis mirar al pasado ayuda a hacer más llevadero el presente y ver que cualquier tiempo pasado no tuvo por qué ser mejor.

Lo que está claro es que ninguna tendencia dura eternamente, las modas van y vienen, pero ésta en concreto parece no tener fin. Yo al menos, como fan incondicional del género, cruzo los dedos para que así sea. 

'Sospechosos Habituales' es un programa de radio especializado en televisión: análisis de actualidad, series, telenostalgia, entrevistas... La tele vista desde la radio. Los sábados de 14 a 16 horas en Libertad FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *