Culebrones en Harley Davidson. Sons of Anarchy.

por ALVIN STRAIGHT


Diferenciar el gusto del criterio es complejo. Son extremos de chicle que estiras y estiras pero que no se separan del todo. Sons of Anarchy es el último hilo de mi goma de mascar, el que hace que sea imposible la ruptura.

El criterio me dice que la serie no es una revolución. Que es un culebrón con motos y tatuajes en lugar de acentos suramericanos e imposibles nombres compuestos. Ricardo Fernando, por ejemplo. Que la guerra de bandas en un pueblo fantasma no es más que el envoltorio que esconde una historia habitual y hasta predecible. Que hay escenas en moto con una increíble banda sonora y personajes que hablan mucho. Muchísimo. Que verbalizan continuamente unos movimientos de lo más primario (odio, amor, avaricia, ansia de poder). Incluso que su personaje principal, Jax (Charlie Hunnam), está sobreactuado constantemente. Como lo que ponen en la sobremesa, vamos, lo que tiende a ser clasificado como algo simple.

El gusto me dice que no hay nada intrínsicamente malo en lo anteriormente dicho. SAMCRO es mucho más atractivo que la mansión de Dallas. Efectivamente, Charming (el nombre del pueblo), podría haber acogido una historia sobre leñadores o policías, pero lo hizo sobre moteros. Y eso trae unos condicionantes que me hacen darle al play. Me gusta el mundo que relata.

Entonces, ya no sé a qué se debe que el personaje de Gemma Teller me parezca una obra maestra. Esto puede ser gusto. Tampoco puedo argumentar contra quienes dicen que la serie está hecha muy de manual, que los giros de la serie siempre se deben a que los personajes dosifican lo que dicen. Callan algo que pueden usar en el futuro para darle la vuelta a la situación. Esto puede ser criterio. 

Después están los que creen que Sons of Anarchy es un Shakespeare contemporáneo. Esto es arriesgado.

Pero así, sin pudor, diré que, en cuanto a Sons of Anarchy, mi gusto le gana a mi criterio. Aunque creo que por poco.

'Sospechosos Habituales' es un programa de radio especializado en televisión: análisis de actualidad, series, telenostalgia, entrevistas... La tele vista desde la radio. Los sábados de 14 a 16 horas en Libertad FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *