Chistes para todos o Portlandia

por ALVIN STRAIGHT


Las comedias hacen gracia. Tienen que hacerla. Tienen que buscarla en el gran océano que separa un humor del otro. Es mucho más difícil hacer reír que hacer llorar y esto no lo he dicho yo, lo ha dicho alguien con una opinión mucho más importante que la mía. Billy Wilder, por ejemplo. Y en una entrada como esta da mucho empaque.

En torno a una comedia eres blanco o negro. O te hace gracia o no la aguantas. Lloras de la risa con La Hora Chanante o tienes que apagar la tele para no romperla. Es una de las divisiones más claras de las personas. Si conecta contigo la ves y, si no lo hace, pasas. Después llega el saber si estas series quieren hacerle gracia a todo el mundo o solo a unos pocos. En esto pensaba yo estos días y, a raíz de haber usado recientemente el término “moderno”, quiero hablar de una serie que a mi me ha hecho gracia. Se llama Portlandia, dadle dos besos.

Portlandia tiene lugar en Portland, como podeis imaginar, y reúne sketches protagonizados por Fred Armisen y Carrie Brownstein (ambos del programa de humor Saturday Night Live) interpretando y mofándose de todo lo considerado cool en la ciudad americana, último reducto de aquellos que se consideran auténticos. Enganchados a la tecnología, amantes de los productos naturales, los últimos y verdaderos hippies. Un amplio etcétera. Pese a que contiene muchos localismos, esos personajes pueden ser fácilmente extendibles a la fauna moderna de cualquier ciudad. Sí, a esos que asociáis con las gafas de pasta y que parecen enterarse de lo que mola mucho antes que los demás. Por eso me hace gracia, por ese humor referencial, porque creo conocer a esos personajes a algún nivel.

Pero claro, la cuestión oculta de este post sigue sin resolverse. Hacer gracia a veinte millones de personas o solo a unos pocos. A mi las dos cosas me parecen igual de complicadas y, en realidad, se resumen en lo mismo. Como conocí a vuestra madre presenta a un grupo de amigos a los que les pasan cosas que, de alguna manera, te han pasado a ti. Te sientes identificado y te ríes. Tienen la suerte y el talento para conseguir que muchos millones de personas se sientan así. 

En el lado opuesto del cuadrilátero puede estar Portlandia. Algo específico, que tienes que conocer de alguna manera para poder reírte de él. Esa es la razón para que una sea emitida por IFC (Independent Film Channel) y la otra por la CBS. Y esto nos llevaría directamente a debatir sobre las cadenas generalistas y las temáticas, sobre si hacer productos para todo el mundo o solamente para unos pocos. Supongo que no es el momento. 

Yo me alegro de que existan productos como Portlandia, aunque no puedo recomendárselos a todo el mundo. No tiene nada que ver con esos atributos asociados habitualmente al humor para clasificarlo; inteligente, inglés, negro, absurdo. Nada de eso. Tiene que ver con que consideres a estos personajes de carne y hueso, con que entiendas que el humor no es universal.




Si no os hace gracia el comienzo de la serie, no perdáis el tiempo viéndola.

'Sospechosos Habituales' es un programa de radio especializado en televisión: análisis de actualidad, series, telenostalgia, entrevistas... La tele vista desde la radio. Los sábados de 14 a 16 horas en Libertad FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *