‘La Noria’ entrevista a la madre de ‘El Cuco’ por 10.000 euros

Rosalía García, la madre de “El Cuco”, uno de los implicados en la desaparición de Marta del Castillo, será entrevistada esta noche en el programa de Jordi González en Telecinco. Tal y como publicó El Confidencial Digital, “la Noria” pagará la suma de 10.000 euros a Rosalía García por la aparición en el programa.
Las redes sociales no quedan apartadas a este hecho y miles de usuarios han podido expresar su indignación. La mayoría de los «twitteros» defendían que esos 10.000 euros fuesen a parar a los padres de Marta del Castillo en concepto de indemnización. Incluso algunos se preguntaban si la madre del Cuco no estaría encubriendo a su hijo.

En general, los mensajes critican a la cadena de televisión por “pagar a la madre de un asesino”, y muchos usuarios apoyan un boicoteo a “La Noria”. Así fue que la plataforma «Justicia para Marta» y su iniciativa #noverelanoria fue retwiteada cientos de veces.
Jordi González, muy activo en la red social Twitter, ha querido zanjar la polémica frente a todas las críticas publicando esto: “si la han invitado será porque tendrá algo que decir, no?”
Y es ahora cuando me vienen a la cabeza preguntas como… ¿hasta que punto debería existir la libertad de expresión si se está atentando a la dignidad de las personas? ¿No basta con que estos indeseables se burlen de la policía y de los jueces? ¿Qué pensará la familia de Marta cuándo esta noche encienda la televisión y vea cómo Telecinco dignifica a la madre del presunto asesino de su hija?
Sin duda, esta noche NO veré Telecinco.

'Sospechosos Habituales' es un programa de radio especializado en televisión: análisis de actualidad, series, telenostalgia, entrevistas... La tele vista desde la radio. Los sábados de 14 a 16 horas en Libertad FM.

2 Comentarios

  1. bastante tenemos ya con esa clase de lacra para que las cadena de tv le paguen por haber cometido esas cosas osea matas y te pagan por hablar, hasta donde llegan los descerebrado que mas importa el dinero que la dignidad de unos padres.
    que indignación por dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *